JHS-Grupo

Goleador con sangre bonaerense

Share on facebook
Share on twitter

San Cristóbal, 25 de junio de 2020 (Prensa Deportivo Táchira).- Aunque nació en Buenos Aires, Argentina, el 11 de marzo de 1968, Rubén Amado Bachini Ramírez afirmó que se siente más venezolano que sureño, por cuanto en 1980 obtuvo la nacionalidad en nuestro país.

Criado futbolísticamente en Acarigua-Araure, Bachini llegó a suelo tachirense en 1985 con apenas 16 años, convirtiéndose para la época, en uno de los jugadores más jóvenes en ponerse la camiseta tachirense.

A pesar de su corta edad y procedente del Atlético Zamora, supo desde su llegada al Deportivo Táchira, que el compromiso debía ser constante para mantenerse en un club que brillaba en el ámbito futbolístico nacional.

El delantero formó parte del club, en la era dorada de Carlos Horacio Moreno desde 1985 hasta 1989 y retornó en la temporada 1994-1995, conquistando 60 dianas, siendo integrante de la plantilla que sumó la cuarta estrella en 1986 y logrando, además, cinco subcampeonatos.

Aunque son diversos los recuerdos de su paso como puntero derecho del club amarillo y negro, Rubén Bachini dijo que existen dos que permanecen en el top de sus pensamientos.

 

“En 1985, en un juego ante Zamora en Barinas, nos fuimos al camerino perdiendo 2×0; nos apagaron las luces, no podíamos ver las indicaciones técnicas en la pizarra, tocó buscar unas velas y a pesar de ello, terminamos ganando 2×3 para quedarnos con el subcampeonato de esa temporada”, expresó.

El fútbol da revancha y al año siguiente, la tropa atigrada obtuvo su cuarta estrella, tras vencer en la capital a Caracas 0x1, con gol de Luis Molpeceres el 31 de mayo y aunque los jugadores soñaban con un majestuoso recibimiento en San Cristóbal por parte de la afición, hubo un hecho mundial que lo impidió.

“Con mucha alegría le ganamos a Caracas en su casa para titularnos, retornamos a San Cristóbal con mucha ilusión de que el pueblo tachirense nos iba a recibir al día siguiente. Al llegar a eso de las 10:30 de la mañana, pues no fue así porque ese día se inauguró el Mundial de México 1986”, añadió.

Rubén Bachini le agradece al fútbol por traerlo a tierra tachirense, debido a que en este suelo echó a crecer sus raíces familiares, de lo cual se siente contento y orgulloso.

En la actualidad, el nacido en Buenos Aires, pero con corazón tachirense, maneja una empresa dedicada a la organización de eventos deportivos y a la asesoría de equipos de fútbol. FIN/ Daniel Suárez. Fotos: Archivo DTFC-Gennaro Pascale.

Cesar Guevara

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia del usuario en nuestra web.
Leer más